EPILOGO – Un día como hoy nos dejo Javier Arzuaga, ‘El payaso incorrecto’

“Nunca es tarde si la dicha es buena”. Así comenzó la primera entrada de este blog. Un experimento que comenzó casi dos años atrás cuando le sugerimos a mi suegro Javier, combinar dos de sus intereses – la escritura y la tecnología. El primero por habilidad – siempre había sido un gran escritor y comunicador – y el segundo por curiosidad – siempre tuvo una fascinación por la tecnología, aunque a veces fuese el interés de un explorador descubriendo una nueva especia de criatura que bien podía ser amistosa o quizás, desastrosa.
Pues trescientos diez y nueve artículos y más de mil quinientas visitas después, hoy me toca a mí, con el dolor del alma, hacer la última entrada. Esta madrugada, rodeado de su familia y seres queridos partió Javier. Cuando lo vi por última vez ayer en la tarde en el hospital, conversamos. De hecho fue él el que me pidió que lo despidiera por este medio. Lúcido como siempre, era evidente que estaba en paz, y preparado para lo que se avecinaba. Le aseguramos, sus yernos y su hijo Xabi que nos ocuparíamos de su esposa Stella y sus hijas Madalen y Maite, sus tres Amores – sus tres Torres como en una ocasión lo escuche llamarlas. También le aseguramos que nos ocuparíamos de sus seis nietos – las seis luces de sus ojos.

Pero lo prometido es deuda así que de parte de Javier, les extiendo su despedida y su agradecimiento por acompañarlo en esta aventura cibernética. Todos extrañaremos sus anécdotas, en mi caso las escritas como las verbales en persona. Pero sepan que se fue tranquilo, en paz y rodeado de sus seres queridos, incluyendo su familia en España quienes pudieron hablar con el ayer en la mañana. Siendo una persona espiritual, estoy seguro que él apreciaría sus oraciones y buenos recuerdos.

Gracias y Hasta Luego.

Febrero 26, 2017

+ sobre Javier Arzuaga

2 Comentarios en EPILOGO – Un día como hoy nos dejo Javier Arzuaga, ‘El payaso incorrecto’

  1. Jose Larrañaga // 28 febrero, 2018 en 10:43 am // Responder

    Kamarada Angel:

    Lo siento muchísimo.

    Tengo todos los envíos tuyos guardado en una carpeta que se llama “Katarain- Javier Arzuaga”

    Dá mi pesame a su familia.

    Besarkada bat.

    Tu amigo………………….Josean Urko

    Me gusta

  2. Tantas noches te busqué y nunca te encontré Javier…¿cómo es posible?….hasta ahora….. Justo recibo la alegría de encontrarte haste que de momento leo tu epílogo… Qué tristeza y al mismo tiempo qué alegría de encontrarte. Paradóxicamente como que no entra eso de ser triste y ser feliz al mismo tiempo., pero tu´me enseñastes desde que yo era chiquilina el siguiente poema de Hector Ochoa; “La Pena y la que no es Pena, sólo es Pena para Mí, ayer penaba por verte…hoy peno porque te ví.”

    ¿Te acuerdas cuando hicistes las amonestaciones con Esteban y yo? Qu’e momentos tan emocionantes! Esteban te adoraba.y yo también. Te extrañamos enormemente cuando te fuestes a las Misiones del Perú – El Equipo completo de Corpus Chritsi te extrañaba más de lo que te puedas imaginar. . Y después de tantos años, ahora te encuentro….en forma digital.

    Gracias Javier por tu Sabiduría, Gracias por tus palabras como que sólo tu sabes escribir, decir y expresar….y gracias por haber sido mejor locutor que El Caballero de París todos estos años. Fuistes un árbol rotundo y fuerte durante momentos tan difíciles cómo cuando estuvistes en La Cabañana con el Ché Guevera, Tuvistes más valentía en tu dedito pequeñito que la mayoría del resto del mundo pudo hacer. Te respeto y te amo. Y pensar, en aquél entonces, yo sólo era una chiquilina.

    Gracias por tu legacía que continúa impactando nuestro mundo. Ese es el punto de escribir; Para que tus palabras duren por SIEMPRE.

    Y gracias siempre Javier, por haber estado en nuestras vidas. Te queremos enormemente.

    No importanta dónde tú estés, sigue escribiendo, sigue expresándote, y sigue dirigiendo el resto de los ángeles en el Paraíso Celestial.

    Mi alma duele por tu familia, tus amigos, y por todas las personas que siempre te amaron y ahora reconocemos que ya no estás aquí.

    Te queremos muchísimo Javier. Donde quiera que estés, que la Santísima Trinidad siempre guíe tus caminos.

    Todo mi cariño, Alejandra.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: