Escritos Javier Arzuaga

POR LOS CAMINOS DEL PERÚ. – Escribió Javier Arzuaga un día como hoy

5 julio, 2017

Se tarda más, estoy seguro, en bajar de las Cinco Esquinas en los Barrios Altos a la Plaza de Armas y el puente La Alameda en el corazón de la Lima colonial que en leer la más reciente de la novelas de Mario Vargas Llosa, “Cinco esquinas”. El primer capítulo es como un sentarse en un tobogán de caída rápida por una pendiente escabrosa , alucinante. El sexo en distintos escenarios y variadas modalidades por un lado y la política corrupta y psicótica, enmascarada en chantajes al [leer mas...]

ELUCUBRANDO – Escribió Javier Arzuaga un día como hoy

28 junio, 2017

Junio 28, 2016 (Atlanta) Qué es la vida y qué es el alma. Dos temas interesantes, ¿verdad? Muy interesantes. Les dedico alguna atención desde hace unos cuantos años. No avanzo mucho. Mejor dicho, no avanzo nada. Esta mañana, a la hora del desayuno, tenía servidas en la mesa mi naranja y mi taza con el café y esperaba ante la tostadora a que estuvieran listas las dos rebanadas de pan. ¿Qué haces?, me ha preguntado Stella, ven y cómete la naranja en lo que se tuesta el pan. Estoy [leer mas...]

Javier Arzuaga escribió hoy hace 1 año: “CLARO DE LUNA” DE LUDWIG VAN BEETOHVEN

12 mayo, 2017

Escuchaba esta mañana la Sonata No. 14 de Beethoven conocida como “Claro de Luna”. El primer movimiento lento, lamentoso, alma en pena. El segundo, luz alegre de amanecer, revuelo de mariposas y pajaritos de colores. El tercero huracanado, ráfagas de viento destrozando los árboles al borde del camino. Con el piano a modo de acompañamiento, leía pasajes de la vida y párrafos de cartas del ilustre compositor alemán. Me ha llamado la atención una referencia a la felicidad. “No [leer mas...]

Javier Arzuaga escribió hoy hace 1 año: INGRID BETANCOURT.

9 mayo, 2017

Cuando el 23 de febrero del año 2002 saltó a los medios de comunicación de todo el mundo la noticia de que en Colombia había sido secuestrada Ingrid Betancourt, senadora de la República y candidata a la Presidencia del País en las elecciones de aquel año, me interesaron los hechos por una doble razón. Porque Colombia es un país del que quedé enamorado desde que la conocí en el verano del 61 como misionero en el Poblado de Medellín y la recorrí de norte-sur, este-oeste durante dos [leer mas...]